Oxford, foto Telegraph.

La prestigiosa universidad de Oxford pusó fin a sus becas solo para mujeres, luego de que los administradores de la universidad dijeron que violaba la ley de igualdad.

(telegraph) Reino Unido. La beca de investigación junior Joanna Randall-MacIver, establecida en la década de 1930 para mujeres que estudian bellas artes, música o literatura, fue considerada “discriminatoria por motivos de género” por el Consejo de Oxford.

Esta es la primera vez que la universidad ha abierto una beca históricamente solo femenina, a solicitantes masculinos, pero la medida ha provocado reacciones de disgustos por parte de los y las beneficiarias anteriores.

La decisión significa que otras becas de investigación en otras universidades, dentro y fuera del país, podrían estar bajo amenaza de eliminación de ‘becas solo para mujeres‘, incluidas las dirigidas por la universidad de Cambridge, solo para mujeres, Newnham.

El Colegio dice que sus ‘citas solo para mujeres’, cumplen con la Ley de Igualdad. La profesora Elizabeth Cullingford, compañera de Randall-MacIver, en la década de 1970 y catedrática de inglés en la Universidad de Texas, dijo: “Estoy convencida de que tener una o dos cosas dirigidas especialmente para las mujeres, no amenazará a ninguna estructura de gran poder en Oxford“.

La historia allí es totalmente masculina: durante años las mujeres ni siquiera podían estar en la universidad y no podían ser miembros de una universidad“.

La profesora Elizabeth Cullingford, agregó que las mujeres todavía tienen algo de “recuperación” que hacer con los hombres, y agregó: “Podemos tener paridad en los números, pero ¿tenemos paridad en el poder? Dudo que. Soy la primera presidenta del departamento de inglés y la Universidad de Texas ha existido desde el siglo XIX“.

La beca es financiada por el patrimonio del arqueólogo británico, nacido y graduado de Oxford, David Randall-MacIver, quien lo estableció con el nombre de su esposa Joanna después de su muerte en 1932 y estipuló que solo debía otorgarse a mujeres académicas.

David Randall-MacIver quien estableció la beca en nombre de su esposa Joanna después de su muerte en 1932.

Las antiguas beneficiarias incluyen a Jennifer Mundy, jefa de investigación histórica de arte de The Tate, y Georgina Herrmann OBE, una arqueóloga eminente y la primera mujer que descubrió las minas de lapislázuli de Afganistán en los años sesenta.

Alexandra Wilson, profesora de música e historia cultural en Oxford Brookes, dijo que su beca Randall-MacIver en 2004 transformó su carrera en el mundo académico.

Estas publicaciones son como polvo de oro, son altamente competitivas. Cuando estaba aplicando, era muy común encontrar departamentos de música que fueran solo y completamente masculinos. Las cosas han mejorado, pero posiblemente no en una igualdad total“, dijo a The Daily Telegraph.

Creo que es una consecuencia bastante lamentable de una ley bien intencionada que esta oportunidad para las mujeres debería ser eliminada“.

LeoNOTICIA.