Turismo en el Caribe, foto Hosteltur, Web.

Segundo de dos artículos.

Mis experiencias. Mi trabajo se basaba básicamente en una oficina en el aeropuerto Int’l Las Américas, donde recibía los aviones chárteres que venían de Europa, Canadá y pocos de Medio Oriente con los turistas en ‘paquetes’ e individuales, despachar en el segundo piso los que partían esa semana. Cuando faltaba un guía turístico yo debía tomar tomar su turno y abordar uno de los autobuses y acompañar el grupo a su hotel de destino.

OPINIÓN | Como toda actividad comercial el turismo arrastra consigo y trae situaciones que no son deseadas por el país de destino, Cuba por ejemplo se resistió durante décadas al desarrollo, explotación del turismo hasta que no pudo más porque la gente iba como quiera a Cuba por interesante, por Misteriosa, por su clima su riqueza su historia y otras varias razones.

Por eso mencionamos en el artículo anterior que país decides si explota explota sus recursos turísticos o no (Bahía de las Águilas), es como la minería, nosotros decidimos explotarlo y nos ha resultado en ser la primera fuente de ingresos de divisas, superando a la remesa de dominicano.

Bahía de las Águilas, foto Web.

Pero esa parte Uds la conocen, yo voy a contar y compartir mis primeras experiencias. Como les narraba en el párrafo anterior el turismo trae consigo ciertas actividades que no necesariamente son santas, le mencionaba repito en el artículo anterior el caso del Club Med y el ‘topless’ que se refiere a senos femeninos expuestos, especialmente en un lugar público o en un medio visual. En los años 80 y como de manera casi común en los paquetes que venían, me encontraba en las arenas de las playas a las turistas casi desnudas tomando el sol.

Esa parte negativa que le expresaba, trajo con ellos la famosa figura del Sanky Panky que fue resultado de la demanda. Era un individuo o clase de individuos que merodeaban en los alrededores de los hoteles (Resorts) y ofrecía y aún ofrece todo tipo de servicios, incluyendo el homosexual.

No vamos a tocar este flagelo que sufre el turismo en lugares como Boca Chica.

En esos inicios, los servicios de compañías femeninas (prostutucion de todo tipo) y homo sexuales, eran solicitados mayormente a los empleados del frontdesk, pero también a los guía turístico y a nosotros los touroperadores. esos turistas también nos pedían los servicios para comprar drogas específicamente marihuana. La oferta de conseguir marihuana era exclusiva de los destacamento policial de la zona.

Nuestro turismo tiene una particularidad, no todos los destinos turísticos internacionales gozan del turismo interno que gozamos en República Dominicana, la temporada baja ya no existe localmente, los resorts se llenan a capacidad de turistas locales. Eso hace que siempre todas las temporadas sean altas en nuestro país.

Finalmente, Ya todo ha cambiado, evolucionado existe una industria pujante, enorme y globalizada del turismo a escala planetaria. No es cierto que una campaña internacional contra el turismo dominicano tendrá mucha efectividad, al contrario el turista se mueve por referencia y experiencias de otros turistas que vienen a República Dominicana, regresan a sus países con objetos, fotografías, experiencia y las cuentan a sus amigos esto se convierte en un efecto dominó, de ahí el crecimiento del turismo.

La Industria del turismo, el negocio comercial de preparar una localidad y recibir paquetes de familias de diferentes destinos del planeta, climas, costumbres, culturas, hábitos alimenticios es un negocio de alto malabarismo empresarial y de complacer sin riesgos de enfermedad, muertes y demandas legales. Nuestra Industria del turismo carece de la legislación mandatoria de un seguro médico legal para poder entrar al país ,eso nos evitaría una gran dificultad a todos los actores de esta maravillosa industria.

LeoNOTICIA.