Agencia FrancePresse-FOTO getty

23 octubre 2016, REDACCIÓN LeoNOTICIA. EFE, Congregación General 36.

Roma, Ciudad del Vaticano. Por primera vez en casi 500 años el hombre que regirá los destinos de la Compañía de Jesús es un latinoamericano: Arturo Sosa Abascal, de 64 años.

El pasado 14 de octubre, 212 jesuitas se reunieron en la Iglesia del Gesù, en Roma, para escoger a su nuevo líder y según cuenta en un artículo de Congregacion General 36 el religioso italiano Antonio Spadaro, al ver que su elección era inminente, el venezolano Arturo Sosa musitó en tono jocoso: “Si hay que comerse la gallina, no queda más que poner a hervir el agua”.

Arturo Sosa Congregación 36
Arturo Sosa Congregación 36

“Arturo Sosa era mi «compañero de pupitre» durante la Congregación General. Unos días antes de comenzar, me había dicho que estaríamos sentados juntos. En los días anteriores a su elección hablamos de muchas cosas, algunas quizá sin importancia, otras más serias. Pero, en cualquier caso, sentía junto a mí a una persona con mucha energía y serenidad. Una persona decidida, reconciliada con la vida y con sus experiencias pasadas”, cuenta Antonio Spadaro, SJ

 Antonio Spadaro, SJ junto a Arturo Sosa
Antonio Spadaro, SJ junto a Arturo Sosa

Sosa posee una brillante trayectoria académica en la que ha cursado estudios de teología, filosofía y ciencias políticas, además de ocupar importantes cargos en diversos centros educativos como el Centro para Estudios de América Latina de la Universidad de Georgetown y la Universidad Central de Venezuela. Sin embargo, su gran pasión intelectual —a la que le ha dedicado más de una decena de libros— es la reflexión sobre la historia política de Venezuela.

Por eso no es de extrañar que durante su primer encuentro con los medios el 18 de octubre, al ser interrogado por la crisis política de su país, Sosa dictara en solo tres minutos, un análisis profundo partiendo de la premisa de que “no se entiende lo que pasa en Venezuela si no se recuerda que es un país que vive de la renta petrolera” y pasó a explicar que la administración exclusiva de esos recursos por parte del Estado es una de las condiciones que imposibilita la formación de una sociedad democrática normal donde “el Estado está subordinado a los ciudadanos”.

Sosa también dijo que el proyecto político iniciado por Hugo Chávez “no se sostiene en sí mismo, ni económica ni política ni ideológicamente en una propuesta novedosa”. Pero no se reservó sus críticas a la oposición venezolana al afirmar: “Tampoco tienen un proyecto que permita pensar en un futuro no rentista, que es la única manera de poder salir, en el largo plazo, de la situación venezolana”.

Esa naturaleza crítica y reflexiva es una de sus características como hombre de gobierno, asevera Wilfredo González, vicerrector de la Universidad Católica del Táchira y uno de los más cercanos colaboradores de Sosa mientras fue el rector de esa casa de estudios. “Él dirigió la universidad durante uno de sus periodos más duros en 2014. Había barricadas por toda la ciudad y protestas terribles, pero el padre Sosa siempre abogó por continuar el año académico y cuidar a los alumnos”, explica González.

Mas en LeoNOTICIA

Leo Herasme, LeoNOTICIA

Comments are closed.