Basura plástica, foto Forbes.

Europa liderará la lucha contra la contaminación plástica en el planeta.

(forbes) El 18 de enero, los estados miembros de la Unión Europea, confirmaron el acuerdo provisional alcanzado entre la presidencia del Consejo y el Parlamento Europeo sobre una nueva directiva para introducir restricciones en ciertos productos plásticos de ‘un solo uso’ (uso desechables).

En 2021 los ciudadanos europeos se despidirán del uso total de los cubiertos de plástico, platos de plástico y sorbetes de plástico, entre otros productos.

El objetivo de la directiva, que forma parte de la Estrategia Europea de Plásticos, es proteger el medio ambiente y reducir los desechos marinos evitando la emisión de 3,4 millones de toneladas de CO2, sin embargo, debe tenerse en cuenta la importancia de los beneficios económicos que traerá la nueva regulación: La directiva evitará daños ambientales que costarán el equivalente a € 22 mil millones ($ 24,9 mil millones) para 2030 y ahorrarán a los consumidores un monto proyectado de € 6,5 mil millones ($ 7,38). mil millones). El Gobierno español ya ha anunciado su compromiso de cumplir con la próxima directiva. Basura marina de plástico.

Las medidas discutidas, están estrechamente relacionadas con las últimas estimaciones sobre desechos marinos, según la Comisión Europea, los plásticos representan el 85% de los desechos de las playa, lo que está causando consecuencias catastróficas para el medio ambiente. La organización WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza) ya ha señalado los efectos dramáticos que está teniendo el uso excesivo de plásticos, la mala gestión de los residuos y el turismo masivo en el Mar Mediterráneo, el mar más visitado de Europa.

Logo. Salvando al Mediterráneo de la contaminación plástica.

Según el informe de WWF de 2018 Fuera de la trampa plástica: Salvando al Mediterráneo de la contaminación plástica“, grandes piezas de plástico lesionan, asfixian y con frecuencia matan animales marinos, incluidas especies protegidas y en peligro de extinción, pero son los microplásticos los que han alcanzado niveles récord de concentración (1,25 millones de fragmentos por km2 en el Mar Mediterráneo), que amenazan a muchas especies animales y personas al ingresar a la cadena alimentaria. Es particularmente inquietante el caso de España, que es el segundo país que vierte más plástico en el Mar Mediterráneo (solo después de Turquía) y el cuarto país de la UE que consume más plástico.

“La basura marina es un problema global en crecimiento, todos hemos escuchado las advertencias del Foro Económico Mundial y otros de que, medido en peso, habrá más plástico que peces en los océanos del mundo para el año 2050 si seguimos vertiendo plástico en el mar al ritmo actual.

No podemos dejar que esto suceda, esta es la razón por la que la UE toma medidas para restringir el uso de ciertos productos de plástico desechables para los cuales existen buenas alternativas sin plástico, “Y haremos que los productores de plástico paguen la limpieza“, dijo Elisabeth Köstinger, la Ministra Federal de Sostenibilidad y Turismo de Austria, cuando anunció el acuerdo de la UE en diciembre pasado.

LroNOTICIA.