La Palabra de Dios, foto Pinterest, Web.

Desde que el hombre enfrentó la realidad de los sueños, empezó a interpretar su entorno como vida espiritual (paralela) y cuando logró descifrar, adaptarse y sembrar, conociendo las estaciones solidificó su pensamiento en dioses y diosas de la productividad, fertilidad.

OPINIÓN | La religión, la creencia y la sujeción a sus reglas han sido el mayor soporte social, bases teológicas, aún con todas sus aberraciones, de la existencia en sociedad, reglas de vidas y la no extinción como especie.

La religión, el sistema de creencias han sido y siguen siendo el reflejo más claro de pensamiento social de la humanidad en todas sus etapas de vida, misoginia, guerras, estructuras policías (religiosas) y enfoque de la familia. Toda creencia y estructura de fe, cuentan el momento histórico y sus desarrollos, hablar o escribir en nombre de Dios es nuestra marca registrada.

Voy a obviar el proceso de arribar desde el politeismo al monoteismo o el henoteísmo (La Santísima Trinidad), para detenerme en el Cristianismo y algunas de sus etapas.

El Judaísmo era politeísta y los descubrimos, según expertos teólogos y evidencias arregladas por los copistas.

Hijo de Jonatán. Su nombre original parece haber sido Merib-baal, Biblia de Estudios Dios Habla Hoy.

Por la usual influencia cultural, filosófica, político religiosa de las creencias con bases religiosas tradicionales y por más ortodoxas que fuesen, reciben esa influencia. Es el caso del Judaísmo rígido (ortodoxo) que separaba al Dios innombrable Yahveh, tal es caso del Cristianismo a la muerte de Jesús, no antes, de convertirlo en hombre semidiós Helenístico, Greco-Romano.

Desde los mismos inicios del Cristianismo ya los diferentes grupos de fe contaban con su propia versión de ‘La Biblia‘, todos según cada grupo, palabras “inspiradas por Dios“.

Refiero al lector a Don Antonio Piñero (currículum) y la mejor descripción de cómo se llegó a la versión final del canon bíblico. ‘Evangelios Apócrifos‘ más de 200 hasta la fecha. El Judaísmo sólo reconoce el Viejo Testamento, aunque al igual que los Evangelios Gnósticos, ellos tienen ‘La Kábala Judía’.

Biblias Cristianas, el mayor y más grande bestseller jamás compuesto por los seres humanos, superando los cien millones de copia cada año. Sin embargo, estas Escrituras Sagradas se han traducido, editado e incluso censurado en cientos de ocasiones por los mismos Cristianos y según el interés de poder del momento. La ‘Palabra de Dios‘ varía según la fe del Cristiano y la Biblia (Cristiana) con la que cuente.

La Biblia Católica cuenta con 73 libros, la Biblia Cristiana King James, que usan la mayoría de los Protestantes y contiene 66 libros, la Biblia Ortodoxa (Africana) tiene 81 libros y así nos encontramos que la palabra inspirada por Dios es subjetiva al creyente y su fe.

La iglesia Ortodoxa Rusa no tiene un canon bíblico específico, de manera general usan el canon de la Septuaginta, aunque diferente con la Católica, ellos admiten a los libros
de Judith, Tobías, Baruc, Carta de Jeremías, Eclesiástico, Sabiduría, 1 y 2 Macabeos y las adiciones griegas de Ester y Daniel y otros libros, en el libro de los Salmos admiten del capítulo 151 al 155, Odas Salmos de Salomón, capítulos 3 y 4 Esdras (el libro de Nehemías es el 2 de Esdras), capítulos 3 y 4 Macabeos y la Oración de Manasés, ect.

La Biblia Mormona Cristiana, contiene 15 libros adicionales a la canónica. La Biblia Cristiana Anglicana (Reino Unido), tiene 39 libros y la profesan alrededor de 80 millones de fieles, también son La Palabra de Dios.

Cuando en un acto de terror y cobardía, derribaron las torres gemelas, escribí “Crímenes en nombre de Dios, Él está enojado y Satanás también“, refiriéndome a que se le atribuía ‘en nombre de Alá’ (Dios en Árabe) El Misericordioso, tal crimen y Satanás por su parte, quería su mérito robado por los fieles extremistas.

Ve y “Mata a hombres, mujeres, niños, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos ( tráete las vírgenes)“, orden de Dios (según Samuel), en tierras pobladas de Canaán, 1 Samuel 15, nunca he creído que esas sean Palabras, ni orden de Dios.

Por otra parte, cuando descubrí, a mi entender la relación homosexual del rey David y su compañero Jonathan, muchos defensores de la fe, hasta me acusaron de ateo. Mi sorpresa fue que David cometió adulterio con la esposa de Urías (su soldado), obligandola a tener sexo con él, la embaraza, intenta pegarle la criatura, Urías no accede y lo manda al frente a que lo asesinen. Peor que cualquier relación homosexual de amor.

Conclusión, cuando sentí el amor de mi madre, sentí el amor de Dios, cuando mi hija me miró con sus ojos grandes, abiertos de par en par, sentí el amor de Dios. Yo no creo ciegamente en en textos Bíblicos manoseados, canónicos, apócrifos, creo en a expresión del hombre que, inspirado por Dios plasmó en viejos escritos su realidad, certeza y grandes errores, siempre en búsqueda de la verdad.

Creo en la vocación de amor al prójimo de hombres y mujeres comprometidos desde su cosmovisión de fe. No tengo libros sagrados.

LeoNOTICIA.