Vista aérea muestra a los bomberos combatiendo el incendios en el sitio donde un hombre incendió luego de rociar un líquido en un estudio de tres pisos llamado Kyoto Animation Co. en Kyoto, Japón Occidental.

El viernes por la mañana, la gente se reunió bajo la lluvia al borde del cordón establecido por la policía y los bomberos. Varias personas se reunieron cerca del estudio de tres pisos carbonizado de Kyoto Animation en la ciudad occidental de Japón, donde un día antes, un sospechoso incendió el edificio con lo que parecía ser gasolina y le prendió fuego.

El ataque incendiario tuvo lugar en el edificio Studio 1 de ‘Kyoto Animation‘ en la sala Fushimi de Kyoto, Japón, poco después de las 10:30 am cuando Shinji Aoba, vertió gasolina dentro de las oficinas y en los trabajadores gritando “¡Mueran! ” (ね ね) y prender fuego al edificio. El hombre huyó del edificio antes de desplomarse en la calle, donde la policía lo detuvo.

Kyoto Animation Studio, edificio 1.

Ciudadanos dolientes, aficionados a la animación “anime” se reunieron en el lugar, considerada la peor matanza masiva de Japón en 18 años, ofreciendo flores y oraciones por las 33 personas que murieron el jueves pasado.

Varias personas se reunieron cerca del estudio de tres pisos carbonizado de Kyoto Animation en la ciudad del oeste de Japón, donde un día antes un presunto pirómano gritó “¡Muere!” Y que había sido plagiado antes de rociar el edificio con lo que parecía ser gasolina, prendiendolo en llamas.

El viernes por la mañana la gente se reunió bajo la lluvia en el borde del cordón establecido por la policía y los bomberos.

Es difícil expresar con palabras lo que siento“, dijo Yuichi Kumami, de 27 años, un fanático de la animación que se describe a sí mismo.

Un pilar de la cultura popular japonesa, el animé se ha convertido en una importante exportación cultural, ganando fanáticos en todo el mundo. Kyoto Animation se ha ganado un papel muy grande en la industria, con una influencia que supera la lista de sus propias obras que ha producido.

La residente local Kazuko Yoshida, de 78 años, dijo que vivía cerca del lugar y había olido a humo desde la ventana del segundo piso, vio humo y helicópteros.

Me pregunté por por qué la compañía fue atacada, por qué la gente quedó atrapada, me pareció el hombre que lo hizo para morir“, dijo.

Si quería morir, debería haber muerto solo, ¿por qué tenía que involucrar a otras personas? Es una persona terrible“.

Un estudiante universitario de 23 años presentó sus respetos antes de ir a sus clases. Dijo que era un fanático del “anime“, ya que la animación japonesa es conocida.

Escuchas sobre asesinatos de armas en el extranjero, pero cualquiera puede conseguir gasolina y eso es bastante aterrador“, dijo.

LeoNOTICIA.