Donald Trump.

El Balón nuclear, ‘nuclear football’, también conocido como el maletín nuclear, balón atómico o simplemente balón, es un maletín, cuyo contenido corresponde utilizar al presidente de los Estados Unidos para autorizar un ataque nuclear mientras está fuera de centros de mando, tales como la sala de situación de la Casa Blanca. Funciona como un nodo móvil en el sistema de defensa estratégico de los Estados Unidos. Lo traslada un asistente de campo.

Balón nuclear, ‘nuclear football’.

Según Bill Gulley, ex director de la Oficina Militar de la Casa Blanca, el ‘omnipresente’ Balón nuclear de fútbol no contiene un teclado con botón rojo, como en el día del juicio final, sino cuatro elementos básicos;

Un libro negro de 75 páginas con opciones de defensas y reacciones contra posibles ataques nucleares, impreso en tinta negra y roja, otro libro negro con una lista de sitios clasificados para albergar al presidente, una carpeta que contiene 10 páginas de instrucciones sobre cómo operar el Sistema de Transmisión de Emergencia, una ficha con los códigos de autenticación. A veces se puede ver una antena sobresaliendo del maletín, lo que sugiere que puede haber un equipo de comunicaciones en el interior.

El apodo de “fútbol” proviene de “dropkick (patada voladora)“, un nombre en clave dado a un plan secreto de guerra nuclear, según el ex secretario de Defensa de los Estados Unidos Robert McNamara. Iniciar un dropkick requeriría uno de estos balones, según la revista Smithsonian.

El balón, está siempre en el mismo avión, helicóptero, automóvil y elevador junto con el presidente. Cuando el presidente está en su casa, el balón de fútbol se guarda en un lugar seguro dentro de la Casa Blanca, articulo de AP.

Los ayudantes militares seleccionados para llevar el maletín, están entrenados para asistir y conducir al presidente para un ataque nuclear en minutos.

¿Que es el Personnel Reliability Program (PRP)? El Ejército de los EE. UU. y todos sus contratistas están entrenados y utilizan el máximo cuidado al manejar armas químicas para proteger a la fuerza laboral, el público y el medio ambiente. Una parte de este compromiso con la seguridad nacional es el Personnel Reliability Program (PRP) del Ejército. El propósito de este programa es asegurar que cada persona que realice tareas relacionadas con agentes químicos, programas nucleares cumpla y mantenga los más altos estándares de confiabilidad posibles, manejo de armas nucleares, ya sea que estuvieran a cargo de un silo de misiles, de carga de bombas nucleares en aviones, portaaviones, submarinos, etc.

Donald Trump no pasaría el test de ‘Personnel Reliability Program’, PRP’ (Programa de Confiabilidad de Personal) obligatorio a la cadena de comando en ataques nucleares“, declaró Bruce G. Blair, experto en seguridad nuclear e investigador del Programa de Ciencia y Seguridad Global de la Universidad de Princeton en su libro ‘Rocket Man: Nuclear Madness and the Mind of Donald Trump’ y varias entrevistas a medios.

El ‘Personnel Reliability Program’ (PRP) no es mandatorio a presidentes, ni a vicepresidentes.

Libro Rocket Man: Nuclear Madness and the Mind of Donald Trump.

Blair, citó también grupo de 35 psiquiatras, expertos que afirmaron en un documento oficial, que el mandatario estadounidense sufre una “grave inestabilidad emocional” que le hace “incapaz de servir con seguridad como presidente“.

Recordó que Trump le expresó al mundo que “Una arma de Estados unidos se dirige al Golfo de Corea“, cuando realmente se trataba de un par de buques de guerra que se dirigían en otra dirección. Esto pudo ocasionar una reacción de Kim Jong-un “ante amenaza de un ataque inminente” y pudo haber reaccionado.

Richard Blumenthal, Senador de los Estados Unidos por Connecticut y que se desempeñó como Fiscal General de Connecticut, recordó también la grave osadía de Trump sobre el Juez Federal en Seattle: “Ese juez es ilegítimo, si América es atacada, ese juez será el culpable“…”Ese mal llamado juez, puso la nación bajo riesgo“…”Si hay un ataque a América, culpen a ese juez“.

LeoNOTICIA.