Foto, The Washington Post.

Ahogamiento había dejado a una mujer en un estado vegetativo persistente durante casi una década.

(WashingtonPost) Su universo de vida, consistía principalmente en una habitación, en una instalación del Phoenix Hacienda HealthCare, donde recibía atención las 24 horas del día, pero cuando la paciente entró en labor de parto, días después de Navidad, sus cuidadores estaban desconcertados.

Me dijeron que la paciente estaba gimiendo estaba gimiendo“, dijo una fuente no identificada a KPHO, afiliada de Phoenix CBS. “Y no sabían lo que estaba mal con ella. … Ninguno de los empleados sabíamos que ella estaba embarazada, hasta que dio a luz“.

El 29 de diciembre, con la ayuda de una de las enfermeras del establecimiento, la paciente dio a luz a un bebé sano, informó KPHO.

El nacimiento, y el asalto sexual precedido de un individuo vulnerable, ha arrojado severas criticas sobre las condiciones en una organización sin fines de lucro que se considera a sí misma como un proveedor líder de atención médica de Phoenix.

Un portavoz de la policía de Phoenix dijo a The Washington Post que el departamento está investigando, pero no reveló detalles sobre el caso. El reporte policial y llamadas al 911 tampoco estuvieron disponibles a la prensa. Hacienda HealthCare, cuenta con 40 programas que atienden a más de 2,500 personas al año en Arizona, dijo en un comunicado. “El CEO de la compañía, Bill Timmons, ha renunciado“, dijeron.

Hacienda “Aceptamos y asumimos el informe completo de esta situación absolutamente horrorosa, un caso sin precedentes que ha devastado a todos los involucrados, desde la víctima y su familia hasta el personal de Hacienda en todos los niveles de nuestra organización“, Gary Orman, miembro de la junta directiva de Hacienda en el comunicado.

Nadie ha sido arrestado en relación con el incidente, y no está claro si la policía ha identificado a algún sospechoso. En Arizona, agredir sexualmente a un adulto vulnerable es un delito grave.

LeoNOTICIA.