Francisco Domínguez Brito, precandidato por el PLD.

OPINIÓN | Carta de Francisco a Leonel.

Al regresar anoche de nuestra exitosa visita a Puerto Plata, no podía creer lo que me decían, hasta que pude leer sus desafortunadas declaraciones que recoge la prensa.

Carta de Francisco a Leonel

Increíble doctor Fernández, después de haber vivido como testimonio de grandeza, la memorable experiencia en la Asamblea de nuestro Comité Central, donde el presidente Danilo Medina mostró con hechos su liderazgo, su amor por nuestro partido y su respeto a todos y cada uno de mis compañeros, incluyéndolo a usted.

Me siento, después de escucharlo, incrédulo todavía, hasta me reí, que su gesto, además de desconsiderado, luce con ciertos matices de arrogancia y prepotencia, ese no es el doctor Fernández que hemos conocido, el cual he respetado y admirado… miro con tristeza a donde usted se ha dejado llevar.

Siento que debo responderle diciéndole, que yo estoy aquí para defender con firmeza, coraje y determinación la democracia de mí partido, que asumo la defensa del verdadero ejercicio democrático del partido, asumo la pluralidad de pensamientos, a la que tienen derecho todos mis compañeros del partido, el mismo derecho que tiene usted doctor Fernández, y como usted se ha autodenominado defensor de la Constitución y la democracia, aunque hoy pocos se lo creen, le quiero decir que conmigo usted se acaba de sacar la lotería.

Le voy a brindar la oportunidad de oro, ponga usted el lugar, la hora y el día, defienda con honor y coraje su liderazgo, venga conmigo a debatir frente a todo el país su propuesta de Nación, la mía es la de construir un país nuevo, así el partido y el pueblo dominicano conocerán la suya, no para el 2044, sino para ahora, para el 2020 doctor Fernández.

Vamos a emular el gesto de gallardía del profesor Juan Bosch cuando debatió públicamente sus ideas con el padre Láutico García frente a toda la nación, igual que lo hizo usted una vez con el doctor Peña Gómez en 1996, donde Peña Gómez, porque se sentía ganado, no quiso debatir con usted, ¿o se le olvidó? Excúseme de nuevo, lo espero doctor Fernández, ya mandé a poner dos pódiums, uno para mí y otro para usted.

En cada momento de la historia los dominicanos hemos elegido un presidente con un propósito, en cada circunstancia el pueblo se expresa y habla claro, y cuando el pueblo habla claro, tenemos que escucharlo.

Usted lo sabe, los ciclos históricos terminan, es imposible detener el tiempo, el suyo ya pasó, acéptelo con humildad, pasemos la página, es tiempo de sangre nueva y buena con propuesta, no perdamos el sendero, no vamos a volver al pasado, es tiempo de construir el país nuevo, honesto, justo y seguro que todos soñamos.

Si le da miedo, escríbame por WhatsApp“.

Francisco Domínguez Brito.