Ángel Rondón Rijo, caso Odebrecht, fos Web.

La “delación premiada” consiste en un acuerdo alcanzado por el investigado (acusado o condenado) por la comisión de un delito y el Estado, titular del ius puniendi, a través del Ministerio Fiscal, en el que, a cambio de la confesión o la prestación de información relevante, se ofrecen al presunto delincuente determinados beneficios, que pueden consistir en la rebaja de la pena, o incluso su remisión total en los casos de colaboración especialmente importante, y también en la retirada de la acusación, con el consiguiente sobreseimiento de la causa, o, previamente, en la decisión de no acusar al delator. Así entendida, es un instrumento más al servicio de la justicia (penal), por cuanto puede ayudar en la obtención de pruebas, facilitando la investigación -y, en general, la persecución- de delitos de especial gravedad, en especial de los cometidos en el ámbito de la delincuencia organizada. Narra el Prof. Post-Dr. Furtado Candido Maia Neto en ‘LA DELACIÓN (colaboración) PREMIADA Y LOS DERECHOS HUMANOS’.

OPINIÓN | Leo Herasme.

Brevemente, el caso Odebrecht es una investigación, la cual ha sido difícil para los países de Latinoamérica, ya que detalla y envuelve ‘coimas’ de dinero y sobornos, a presidentes, ex-presidentes y funcionarios del gobierno de 12 países: Angola, Argentina, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela, durante los últimos 20 años, para obtener beneficios en contrataciones públicas.

Procurador Jain Rodríguez campaña del Danilo Medina, foto Web.

En República Dominicana, particularmente quien está a cargo de las investigaciones es el Procurador General de la República, Jain Rodríguez, un cargo dependiente del poder ejecutivo del partido partido en el poder. Una difícil cuestión, tratándose del mayor caso de corrupción en la historia moderna.

El término corrupción, tuvo un origen mediático, acuñado por la prensa al referirse a delitos de funcionarios, servidores públicos electos y/o designados, hoy el término es usado en códigos de legales.

En la gran mayoría de los países involucrados, sus autoridades han tenido que recurrir a la delación premiada, para poder avanzar y determinar culpabilidad de los actores en delito de sobornos. En Dominicana, la Procuraduría anunció.

Us Puniendi, es una expresión latina utilizada para referirse a la facultad sancionadora del Estado, se traduce literalmente como derecho a penar o derecho a sancionar, la expresión se utiliza siempre en referencia al Estado frente a los ciudadanos, Wikipedia.

La misma Procuraduría firmó un acuerdo con la acusada Odebrecht en el 2016, las cláusulas del acuerdo dicen
Odebrecht proporcionará al Ministerio Público toda prueba, evidencia, acuerdo, información, documento, data, reporte, declaración, testimonio, especialmente, delaciones premiadas y cualquier elemento que pudiera ser útil para la verificación de los hechos declarados y admitidos que estén vinculados a las operaciones de Odebrecht en la República Dominicana”, señala el artículo 3 del acuerdo. Ese mismo artículo establece que el incumplimiento de lo pactado pondrá fin al pacto. 

Tales delaciones nunca determinaron, sin una gran ‘duda razonable‘ la culpabilidad de nadie (políticos, senadores) de haber recibido un soborno, excepto que el Sr Ángel Rondón fue su único receptor y.repartidor.

Jueza Miriam Germán, presidenta de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia, foto Web.

La misma jueza Miriam Germán, presidenta de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia, luego de conocer los argumentos del Ministerio Público, dijo que le preocupaba la suerte de ese expediente porque no contenía afirmaciones tajantes y precisas. “En el estado actual de este proceso y con lo aportado para la medida de coerción, se aprecia una dificultad probatoria que, de no ser subsanada por el Ministerio Público en el curso de la investigación, y esperamos que así sea, no augura un futuro esperanzador por el momento, por lo menos del juicio al fondo, donde la prueba debe ser hecha, que no deje lugar a duda razonable”, afirmó en un voto disidente.

Para concluir nuestro punto. Todo acuerdo de Delación Premiada debió hacerse con el imputado Ángel Rondón Rijo, figura ya legendaria y protagonista de grandes actuaciones entre políticos del patio y empresas nacionales e internacionales.

Ángel Rondón Rijo, fos Web.

Ángel Rondón Rijo, no es, ni ha sido un líder político electo, Rondón no debería ser nuestra preocupación, sino los políticos electos, pretendidos presidenciables algunos. Políticos electos, designados que pretenden salir inmaculados de un caso que ha estremecido todo el sistema político de América.

La solución (delación) final del caso Odebrecht está en los papeles de Rondón , a quien se le debe acordar un intercambio de ‘libertad’, Delación Premiada, acuerdo de alterar o anular la pena a cambio de decirnos quiénes fueron.

Señor Ángel Rondón Rijo, háganos ese favor.

LeoNOTICIA.