Don Huchi Lora.

Por Don Huchi Lora en su cuenta de tuiter.

Qué interesante hubiera sido ver al procurador interrogando a los sobornadores de Odebrecht en juicio oral, público y contradictorio, con el talante que mostró hoy en el CNM. El procurador repitió varias veces que la magistrada Miriam Germán tiene un hijo que nunca ha trabajado. Tiene razón: su diagnóstico es autismo en condición especial.

La magistrada Miriam Germán dio un voto disidente cuando la sala penal de la SCJ decidió archivar la investigación de la fiscal Yenny Berenice Reynoso sobre Díaz Rúa. La magistrada Germán se inhibió de participar en expediente Odebrecht por amistad personal con Díaz Rúa. La magistrada Miriam Germán advirtió que el expediente de Odebrecht que presentó la Procuraduría no era jurídicamente sustentable.

Miriam Germán Jean Alain

Violaciones del procurador a la ley 138-11 del CNM, art. 26: Se puede presentar objeciones a cualquier aspirante hasta 3 días después de publicada la lista de preseleccionados. Cuando el Consejo le atribuya mérito, en principio, a una objeción o reparo, comunicará la misma al aspirante de que se trate para que en un plazo de 24 horas se pronuncie sobre el particular.

Párrafo I. Las objeciones o reparos a un aspirante nunca podrán ser anónimas y deberán contener los datos de quienes las formulen, deberán estar motivadas y avaladas con las pruebas que respalden cualquier situación imputable al candidato. Párrafo II. Las objeciones y reparos presentados deberán ser decididos antes de iniciar la etapa de vistas públicas. Párrafo III.

Ley del CNM.

Se deberán tomar las medidas necesarias para garantizar que las objeciones puedan ser presentadas bajo los mayores niveles de confidencialidad. Una denunciante “anónima” sigue a una jueza de la Suprema desde 2017 tomándole fotos, pero parece que no lo ha hecho con ningún otro magistrado de esa corte.

Ahora faltan los cuestionamientos del procurador a los jueces que han dado “archivos definitivos” y “no ha lugar” por encima de certificaciones de depósitos por $27 mil millones. Esperemos. En lugar de atenuarse, el secuestro de la Justicia perpetrado en 2010 se ha profundizado.

Todos los partidos y todo el que aspire a la presidencia deben hablar claro sobre la forma en que van a sacar a los cuadros políticos de la judicatura y del ministerio público.

LeoNOTICIA