Reporteros Sin Fronteras

Lunes 19 de diciembre 2016. REDACCIÓN. LeoNOTICIA (AFP/ RSF).

 

En 2016, 74 periodistas han sido asesinados, incluyendo comunicadores y blogueros de la Red en el ejercicio de su profesión; “la mayoría de ellos fueron asesinados de forma deliberada, según el informe anual de Reporteros Sin Frontera (RSF) en su BARÓMETRO 2016.

Reporteros Sin Fronteras publicó este 19 de diciembre la segunda parte de su ‘Balance Anual’, dedicado a los periodistas asesinados en todo el mundo. La lista la encabeza Siria, seguida por Afganistán y México, que suma nueve víctimas entre los países más peligrosos.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) lamenta la siniestra cacería de periodistas que ha tenido lugar durante este 2016. Al menos 74 periodistas –profesionales y ciudadanos comunes que se dedican a comunicar (Blogeros)– fueron asesinados de forma intencionada o mientras realizaban su trabajo.

En 2015, la cifra fue de 101. Sin embargo, este descenso no es motivo de alegría, ya que se explica por el hecho de que los periodistas no tuvieron otra opción que huir de los países que se han vuelto demasiado peligrosos: Siria, Irak, Libia, Yemen, Afganistán y Burundi. Este exilio masivo ha creado agujeros negros de la información en los que reina la impunidad”.

También es el resultado del terror impuesto por los Depredadores de la Libertad de Prensa, que cierran arbitrariamente medios de comunicación y hacen callar a los periodistas. A pesar de que afrontan su trabajo con coraje, hay ocasiones en las que los periodistas deben optar por autocensurarse por temor a ser asesinados; es el caso de México, el país “en paz” más mortífero para los periodistas este año, y donde se registraron nueve asesinatos (*).

En 2016, casi tres cuartas partes de los periodistas que perdieron la vida fueron tomados como objetivos y asesinados deliberadamente. En Afganistán se han registrado diez asesinatos intencionados de periodistas por causa su profesión. Siete de ellos murieron en un atentado suicida contra un minibús del canal de televisión privado Tolo TV en enero, ataque reivindicado por los talibanes.

Reporteros Sin Fronteras denuncia la impunidad que gozan los asesinos de periodistas y la pasividad cómplice de los gobiernos, que muy a menudo también tienden a pisotear la libertad de prensa. “En Yemen, los periodistas también son perseguidos y asesinados”.

La violencia contra los periodistas se ejerce, cada vez más, de forma deliberada”, señala Christophe Deloire, secretario general de Reporteros Sin Fronteras. “Es evidente que se les toma como objetivos y que son asesinados por ser periodistas. Esta alarmante situación muestra el patente fracaso de las iniciativas internacionales para proteger a los periodistas y firma la sentencia de muerte de la información independiente en las zonas donde la censura y la propaganda –sobre todo la de grupos fundamentalistas en Oriente Medio– se imponen por todos los medios”, añade.

La RSF solicita que para que la legislación internacional se aplique de forma efectiva, la ONU debe crear mecanismos concretos que hagan cumplir las resoluciones. “Con la llegada del nuevo secretario general de la ONU, Antonio Guterres, es urgente que sea nombrado unRepresentante Especial para la seguridad de los periodistas’”.

Guía práctica de seguridad de los periodistas

Frente al incremento de los peligros que corren los periodistas, RSF publicó en 2015 en colaboración con la UNESCO una nueva edición de su Manual de seguridad para periodistas, que hoy se encuentra disponible en varias lenguas (francés, inglés, español, árabe, farsi, etc.). Destinada a los periodistas que viajan para realizar su trabajo a zonas consideradas “de riesgo”, esta guía les ofrece consejos prácticos para sortear los peligros que podrían encontrar. Conflictos armados, epidemias, catástrofes naturales, manifestaciones… las situaciones de riesgo son numerosas y los reporteros deben prepararse de la mejor manera posible. La guía no olvida que en esta era de Internet y de smartphones, la seguridad informática se ha convertido en un gran reto para los periodistas que trabajan en zonas de conflicto o en lugares bajo un régimen represivo. La guía les ofrece numerosos consejos para proteger sus fuentes, datos y comunicaciones. Esta guía, que incorpora testimonios de grandes reporteros, también insiste en la importancia de una buena preparación antes de emprender el viaje, tanto en el plano físico como en el mental, así como en la necesidad de un apoyo psicológico si se detectan signos de estrés postraumático al regreso. Además de precauciones sanitarias y administrativas, el Manual de seguridad para periodistas recuerda a los medios de comunicación que envían a sus periodistas al lugar de los hechos la importancia de la formación y del diálogo, a fin de que los reporteros partan bien entrenados y con confianza.

LeoNOTICIA