Abogada iraní Nasrin Sotoudeh, foto Web.

OPINIÓN | Llamado de alerta del equipo de Avaaz.

Queridos amigos y amigas,

Nasrin Sotoudeh recibirá 148 latigazos y pasará casi 4 décadas en la cárcel. Este es el terrible castigo al que esta abogada iraní se enfrenta por defender de forma pacífica los derechos de las mujeres en su país.

Es difícil imaginar el dolor y el sufrimiento al que se enfrentará esta valiente mujer, pero nuestras voces pueden contribuir a sacar a la luz esta atrocidad y ayudar a liberar a Nasrin y a otras mujeres en su situación.

Nasrin fue invitada al Consejo Consultivo del G7 como asesora en temas de legislación para proteger a las mujeres, pero no pudo asistir por estar encarcelada. Si incrementamos la presión ahora, podemos hacer que este grupo de países poderosos reclame la liberación de Nasrin — y de otras mujeres en su situación — empleando su influencia diplomática y económica para frenar la ofensiva mundial contra las mujeres.

Esto podría funcionar  — los gobiernos que vulneran los derechos de las mujeres, como Irán y Arabia Saudí, necesitan el comercio con los miembros del G7, como Francia y Alemania, así que la presión de estos países podría ser clave. Suma tu nombre ya antes de que se celebre una importante reunión — ¡Avaaz trabajará con los colegas del G7 de Nasrin para entregar nuestro llamamiento directamente en la sala!

Haz clic para Liberar a Nasrin

Nasrin ha hecho lo que otros abogados jamás habrían osado hacer. Ha representado a varias mujeres detenidas por manifestarse en contra de la ley que obliga al uso del hiyab en Irán, ayudando a periodistas, activistas, importantes defensoras de los derechos humanos e incluso a menores de edad que se enfrentan a la pena de muerte.

Ahora su cuerpo recibirá un castigo por ello. Y ella será silenciada durante las próximas décadas, tan solo por haber defendido aquello en lo que creía.

Y no es solo Irán. En Arabia Saudí, Loujain al-Hathloul, otra valiente activista por los derechos de las mujeres, está entre rejas y ha sido torturada ¡por el solo hecho de querer conducir! Pero tanto Irán como Arabia Saudí dependen de sus relaciones con los países más ricos del planeta — de ahí que la presión de las naciones del G7 sea crucial para terminar con esta ofensiva.

Si logramos ejercer suficiente presión, conseguiremos que el G7 exija la liberación de Nasrin en su próxima reunión, e inste a sus países miembro a comprometerse a mencionar este asunto cada vez que se reúnan con países donde las mujeres están bajo ataque. Esto podría suponer el fin de la impunidad de los vulneradores de los derechos de las mujeres – ¡así que hagámoslo realidad! ¡Suma tu nombre y comparte con todos tus contactos!

Haz clic para Liberar a Nasrin

Irán podría fácilmente salirse con la suya y seguir adelante con esta terrible sentencia de Nasrin. Pero ¡para esto precisamente se creó nuestra comunidad! Hace seis años, ayudamos a salvar a Sakineh Ashtiani, cuando Irán pretendía lapidarla por adulterio. Ahora podemos conseguirlo de nuevo. Y esta vez no solo para salvar a Nasrin, sino para sentar un precedente hacia el futuro, que despierte un mayor respeto por los derechos humanos en todo el mundo.

Con esperanza y determinación,
Rewan, Bert, Mélanie, Ricken, Muriel, Rosa y todo el equipo de Avaaz.

LeoNOTICIA.